18.6.21

La Guardia Civil retira y destruye material explosivo localizado en un antiguo almacén de Paüls

null

 Agentes del Grupo de Desactivación de Explosivos (GEDEX) de la Guardia Civil de Tarragona, procedieron a retirar y posteriormente destruir 48 cartuchos de dinamita, que una persona encontró en un antiguo almacén en el término municipal de Paüls (Tarragona).


Los hechos se remontan a la tarde del miércoles, cuando una vecina de la localidad alertó a la Guardia Civil del descubrimiento de unos cartuchos, que supuestamente podrían ser explosivos, localizados cuando realizaba trabajos de limpieza en un antiguo almacén de su propiedad ubicado a las afueras del núcleo urbano de Paüls.


Tras hacerse cargo de la incidencia personal del GEDEX, verificó que efectivamente se trataba de 48 cartuchos de dinamita fabricada por la empresa española Unión Española de Explosivos en su fábrica de Galdácano (Vizcaya) en los años 50, en buen estado de conservación y apto para su uso, por lo que tras habilitar una zona de seguridad se procedió a la destrucción de los mismos.


Este tipo de dinamita se utilizó a principios y mediados del siglo pasado, en minas, carreteras, pozos y pequeñas canteras, así como para explosionar rocas de gran tamaño que se encontraban en las fincas agrícolas.


Ante estas situaciones, la Guardia Civil pone de manifiesto que la colaboración ciudadana es clave para localizar y destruir este tipo de material, teniendo en cuenta que este material sigue en la mayoría de los casos conservando las propiedades explosivas para las que fueron fabricados, independientemente del aspecto exterior que tengan y que den lugar a deducciones erróneas de que su manipulación carece de riesgo o peligro.

A continuación se detallan una serie de medidas o consejos sobre la forma de actuar antes tales situaciones:

No manipular ni mover el objeto sospechoso.

Señalizar el lugar del hallazgo a fin de no olvidarse del sitio.

Comunicar el hecho por el medio más rápido a las autoridades competentes para que se desplacen al lugar del hallazgo.

Permanecer en el lugar hasta la llegada de la patrulla policial evitando que alguien pueda acercarse al mismo.

El artefacto será retirado por personal especializado para evitar cualquier tipo de accidente.



A veces también puede ocurrir, como en este caso, que durante la limpieza, rehabilitación o remodelación de la estructura de algunas masías, viviendas o almacenes, ocultos en un doble techo o falsa pared, se localice este tipo de material, en cuyo caso la forma de proceder será la misma que se ha descrito anteriormente.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Els comentaris es moderen tots.