7.10.20

La Guardia Civil investiga un presunto delito de maltrato animal en l’Aldea

 La Patrulla de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Tortosa (Tarragona), ha tomado declaración en calidad de investigado a un vecino de l'Aldea (Tarragona), por la comisión de un presunto delito de maltrato animal, al mantener el cadáver de un perro, en el interior de una perrera individual, dentro de una finca de su propiedad.


Los hechos se remontan al fin de semana, cuando la Guardia Civil, a través de colaboración ciudadana, tuvo conocimiento del estado de abandono en el que se encontraba un perro en el interior de una finca particular del término municipal de l'Aldea (Tarragona). Tras tener conocimiento del hecho, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Tortosa se desplazaron hasta el lugar observando como en el interior de la finca en una perrera individual se encontraba un perro de raza pastor alemán, atado con una cadena y acostado, que no respondía a la llamada de los agentes.


Tras realizar varias gestiones, fue localizado el propietario de la finca, accediendo a ella en su compañía, comprobando como el animal yacía cadáver entre sus excrementos. Una vez practicadas las primeras actuaciones, se procedió al embolsamiento del cadáver del animal, al objeto de verificar mediante necropsia la causa de la muerte, citando al propietario en dependencias policiales al objeto de declarar como investigado, por la comisión de un supuesto delito de maltrato animal, dando cuenta de las actuaciones practicadas al Juzgado en funciones de Guardia de Tortosa.

Cap comentari:

Publica un comentari

Els comentaris es moderen tots.