30.5.20

La CHE avanza en la recuperación de la capacidad de desagüe de los cauces afectados por las lluvias extraordinarias en Cataluña

La Confederación Hidrográfica del Ebro (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico) avanza en las actuaciones dirigidas a recuperar la sección de los cauces afectados por el episodio de lluvias extraordinarias (DANA) del pasado mes de octubre y por el efecto de la borrasca Gloria de enero.

La CHE ha finalizado ya cinco acciones para la retirada de obstrucciones en cauces de la provincia de Lleida, en concreto, en el río Gorgs y en el río Set, en Cervià de les Garrigues, La Pobla de Cérvoles-Vilosell y L´Albi  (en estas dos últimas también se hará una redistribución de sedimentos en tramos donde el agua se ha desviado hacia fincas colindantes) y en La Femosa, en el término municipal de Lleida. A estas se suman otras dos concluidas en Tarragona, en el río Prades, en Prades y en el barranco Gafols, en Ginestar.

En estos momentos se continúa trabajando en dos intervenciones de eliminación de obstrucciones, en el río Set, en La Pobla de Cérvoles-Vilosell (Lleida) y en el río Siurana, en García (Tarragona) y se prevé realizar otras acciones similares en los ríos Ondara, en Cervera, Granyanella y Talavera; Sió, en Tarroja de Segarra y Corb, en Ciutadilla, en la provincia de Lleida y  en los ríos Prades, en Prades y Ulldemolins; Siurana, en García y Arbolí, en Cornudella de Monsant, en Tarragona.

Estas intervenciones suponen una inversión superior a  250.000 euros y su objetivo final es recuperar la sección de desagüe de estos ríos, prácticamente colmatada durante las crecidas de octubre y enero y reducir así los riesgos por inundación.

Los trabajos  consisten, principalmente, en la retirada de obstrucciones del cauce (árboles caídos, ramas secas y otros restos vegetales) y en la redistribución de los depósitos de gravas que reducen la sección del río e impiden  la normal circulación del agua. Esta situación ha generado que en algunos casos el río se haya desviado fuera de su  trazado original, inundando fincas particulares.

Conservación de cauces

En estos primeros meses del 2020, además de las acciones urgentes en cauces por sendos episodios de lluvias intensas, la CHE ha intervenido para mejorar la dinámica fluvial en los barrancos de la Caldera, de la Conca, del Toll, de Llitjem, d´Avenia y Sant Jordi (todos en la provincia de Tarragona). Suman así un total de14 intervenciones ejecutadas en este ejercicio en ríos de la Demarcación del Ebro en Cataluña (6 en Lleida y 8 en Tarragona).

Todas estas actuaciones se enmarcan dentro del proyecto general de conservación de cauces que la CHE desarrolla en toda la cuenca para detectar zonas potencialmente peligrosas, mejorar la capacidad de desagüe y en caso de avenidas, evitar desbordamientos. La restauración fluvial es, además, una de las medidas del Plan de Gestión de Riesgo de Inundación del Ebro (PGRIEbro), resumidas en la fórmula básica 3P+R: prevención, protección,  preparación y reparación.

Estas intervenciones siguen las líneas principales de acción de la gestión de la Confederación Hidrográfica que se recoge en la planificación hidrológica, en concreto la apuesta por la mejora de la gestión general del agua y las intervenciones para alcanzar el buen estado potencial de las masas de agua. A estos se suma garantizar en la cuenca del Ebro los suministros; la renovación de  la visión de la dinámica fluvial (introduciendo nuevas medidas ambientales) y la mejora del conocimiento de la cuenca para la toma de decisiones.

Cap comentari:

Publica un comentari

Els comentaris es moderen tots.