5.2.18

La Guardia Civil decomisa 93 artes de pesca prohibida en Sant Carles de la Ràpita

Agentes de la Guardia Civil de Sant Carles de la Ràpita (Tarragona), en un operativo establecido para la erradicación de la captura furtiva de la angula, en la desembocadura del rio Ebro, decomisaron 93 artes de pesca prohibidos de los denominados "gànguils", usados para la captura de dicha especie.

Durante la mañana del día 1 de los corrientes, dentro de los operativos que establece la Guardia Civil para la protección del medio ambiente en la desembocadura del Ebro, en el puerto pesquero de Sant Carles de Ràpita fue sorprendido un individuo en una embarcación recreativa que podría dedicarse a la pesca profesional, procediendo a su identificación así como a la inspección de la embarcación que gobernaba, localizando en el interior de la misma 93 nasas para la captura de pescado y marisco.

Al utilizar esta persona una embarcación recreativa y dedicarse a la pesca profesional sin estar habilitado a ello, se procedió a formular denuncia por una infracción a la Ley 2/2010 de Pesca y Acción Marítima de la Generalitat de Catalunya por la tenencia en el interior de la embarcación de artes prohibidas o antirreglamentarias.

Esta infracción ha sido puesta en conocimiento del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medi Natural de la Generalitat de Catalunya, para la apertura de un procedimiento sancionador.

Los aparejos decomisados han sido depositados a disposición de dicha autoridad.

El calamiento de redes en las aguas continentales del rio Ebro, solo esta permitido a embarcaciones de la 3ª categoría que deben de contar con una autorización administrativa nominal, quedando prohibida dicha practica para cualquier otra persona o embarcación, esta zona se encuentra gestionada de manera que se garantice la protección y conservación de los tipos de hábitats naturales y las especies de interés presentes en el espacio, adaptándose las medidas de conservación necesarias para alcanzar un equilibrio sostenible de la misma. 

Con esta practica ilícita el autor obtiene unos altos ingresos económicos, mermando las capturas de las embarcaciones que si están autorizadas, hecho que motiva las diferentes quejas y denuncias verbales recibidas últimamente por el SEPRONA, para lo cual los agentes previenen, investigan y en su caso evitan la comisión de dichos ilícitos que preocupan a gran parte de la sociedad pesquera profesional del Delta del Ebro.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Els comentaris es moderen tots.